Catarina, la cara más amable de la Nicaragua rural

Catarina es un pueblo de apenas 8.000 habitantes del que no consta la fecha de su fundación, aunque el primer documento en el que aparece data de 1551. Su iglesia principal, dedicada a santa Catalina (la imaginación al poder), es un templo de sencilla fachada muy similar a la de la catedral de Masaya, aunque sin campanario. Se encuentra, claro, en la plaza principal del pueblo.

Un paseo por este pintoresco pueblo nos permitirá ver la cara más amable de la Nicaragua rural, fuera de la miseria que es posible encontrar en otros lugares del país. Porque Catarina es un lugar turístico, aún desconocido para los extranjeros, pero muy visitado por las clases acomodada y media nicaragüenses, que también existen. Como ya hemos dicho antes, la cercanía a la capital y otros centros urbanos importantes es una ventaja.

El urbanismo de Catarina se caracteriza por haber conservado las tradicionales casitas bajas de adobe, algunas encaladas, con cubiertas de tejas (aunque cada vez más sustituidas por la vulgar uralita). Las rectilíneas calles están dominadas por las numerosas tiendas de artesanía (muy rica en la región) y por los viveros. Por doquier circulan unos graciosos motocarros-taxi amarillos o rojos. Aunque es posible verlos en otras localidades nicaragüenses, es aquí donde son los amos del lugar.

Catarina Masaya

Catarina Masaya

Catarina Masaya
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
x-default
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
x-default
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image...
Catarina Masaya

Pero el mayor atractivo de Catarina reside en la laguna de Apoyo. Esta laguna no es otra cosa que el cráter de un volcán extinto. En términos geológicos es una caldera volcánica, es decir, una enorme depresión creada por un hundimiento, a su vez provocado por una explosión hace más de 20.000 años. El agua de la laguna no cuenta con aportaciones externas y gracias a los gases que aún expulsa el volcán, presenta en algunos puntos fuentes termales naturales. En 1991 fue declarada la Reserva Natural de la Laguna de Apoyo.

El pueblo de Catarina se extiende hasta la misma ladera del cráter. Al final del pueblo llegamos al famoso mirador de la laguna de Apoyo, de una belleza sobrecogedora. Desde este mirador el observador apreciará atónito un círculo casi perfecto de color azul intenso rodeado por unas laderas escarpadas y cubiertas de vegetación. Tras la laguna, se puede distinguir con toda claridad el gigantesco lago de Nicaragua, apenas separado de nosotros por una lengua de tierra.

Be the first to comment

¿Te gustó Pinolero? Deja un comentario.