Desde ayer resuena el ¿Quién causa tanta alegría?

Con muestras de amor, fe y devoción el pueblo católico nicaragüense inició ayer 28 de noviembre el novenario a la Purísima Concepción de María, celebración cuyo origen se remonta al año 1742.

Con rezos y cantos y posteriormente repartición de los tradicionales «paquetes» que incluyen distintos dulces nacionales, el pueblo mariano nicaragüense honra a María y su Concepción, así le muestran su amor infinito a la madre de Jesús.

En toda Nicaragua resuena el ¿Quién causa tanta alegría? ya sea por religiosidad o por simplemente verlo como algo tradicional que refleja parte de la cultura Pinolera.

Aunque la celebración del novenario en los hogares inició hace 275 años motivada por los frailes franciscanos, la devoción mariana es mucho más antigua, según la historia data desde 1562 cuando la Virgen del Trono llego a El Viejo, Chinandega procedente de España.

Sé el primero en comentar

Comenta

Tu dirección de correo no será publicada.


*