¿Amante del maíz nuevo? Güirilas el 97 en Sébaco

Bajo la sombra de dos láminas de zinc y con una estufa a la orilla de la carretera panamericana, nació “Güirilas el 97”, un negocio que se ha convertido en una estación casi obligatoria para todo viajero amante de los alimentos derivados del maíz.

Su propietaria, Tomasa González, recuerda que hace cuatro años la necesidad la obligó a vender güirilas a la orilla de la carretera. Comenzó con ayuda de su hermana, y ahora tiene ocho colaboradores. Ha cambiado las rústicas láminas de zinc que les cubrían, por una infraestructura que le permite recibir cómodamente a decenas de clientes.

Güirilas el 97

Güirilas el 97

Güirilas el 97-12
Güirilas el 97-9
Güirilas el 97-6
Güirilas el 97-8
Güirilas el 97-11
Güirilas el 97-2
Güirilas el 97-3
Güirilas el 97-10
Güirilas el 97-4
Güirilas el 97-5
Güirilas el 97-7
Güirilas el 97

Este negocio ubicado en el kilómetro 97, justo en un tramo de la carretera entre Ciudad Darío y Sébaco, factura más de mil güirilas por día y también venden tamales, elotes, atol, cuajadas y crema dulce.

La jornada de trabajo en “Güirilas el 97”, comienza a las cuatro de la mañana en los maizales. A esa hora se corta el maíz y se traslada al negocio. Los colaboradores hacen distintos turnos, hasta finalizar a las siete de la noche.

Be the first to comment

¿Te gustó Pinolero? Deja un comentario.